Apuestas online: El juego patológico y los abusos contra los consumidores. Por Álvaro Martínez

La experiencia de asesorar a Youtubers en LBO Abogados
12 abril, 2021
¿Qué es Guadaliuris y por qué nos unimos al proyecto?
12 julio, 2021
Mostrar todo

Apuestas online: El juego patológico y los abusos contra los consumidores. Por Álvaro Martínez

Desde el año 2012, el sector de los juegos de azar y las apuestas deportivas online, mostró un crecimiento ascendiente sin precedentes, y a su vez, sin ningún tipo de freno. A día de hoy, aún con las regulaciones existentes para el control de este sector, las casas de apuestas debido a su gran poder e importancia adquirida en esta última década, se benefician de su posición con respecto a sus consumidores, estableciendo en sus condiciones generales unas cláusulas/condiciones que rozan -y en ocasiones sobrepasan- el límite permitido por la Ley.

Otro gran problema derivado de este crecimiento, es el potencial incremento en los últimos años de personas que muestran un juego patológico, es decir, aquellas que presentan un trastorno adictivo caracterizado por conductas problemáticas alrededor del juego que afectan la vida personal, laboral y social, también conocido como ludopatía. Cierto es y como mostraremos posteriormente, las casas de apuestas con respecto a este tema, con ley en mano, deben tomar medidas al respecto, aunque en la realidad estas medidas preventivas no dan lugar o pocas veces dan lugar, pues son las mismas casas de apuestas quienes fomentan un juego sin ningún tipo de limitaciones dinerarias, promocionando ofertas para que sus consumidores continúen apostando.

Tras lo expuesto en los párrafos anteriores, debemos hacer mención a la existencia de un conjunto normativo que establece a día de hoy unos límites para “controlar” a las casas de apuestas, así como para proteger a los consumidores de las mismas.

En primer lugar, con respecto al juego patológico, la Ley 13/2011, de 27 de mayo, de Regulación del Juego establece en su artículo 1 el objeto que protege esta Ley, la cual se traduce en: “garantizar la protección del orden público, luchar contra el fraude, prevenir las conductas adictivas, proteger los derechos de los menores y salvaguardar los derechos de los participantes en los juegos.

Las conductas patológicas de juego deberían ir decreciendo, aunque la realidad muestra todo lo contrario con un único beneficiario de esta penosa situación. Además, las casa de apuestas aumentan esta problemática eliminando o no aplicando lo conocido como “Límites a los depósitos”. 

Este límite que establece el Real Decreto 1614/2011, de 14 de noviembre, tiene como objetivo prevenir dichas conductas, pues limita el importe que los consumidores pueden ejercer en sus apuestas de forma diaria, semanal y mensual. 

Ahora bien, esta restricción que mostramos en la tabla anterior, no implica que no se pueda variar este límite de depósito, pues este Real Decreto que regula las limitaciones, incluye la posibilidad a los jugadores de solicitar a los operadores de juego, es decir, a las casas de apuestas, el incremento de los límites de depósito o la desaparición de cualquiera de los límites que tenga establecido para su cuenta de depósito siempre y cuando supere “las pruebas de prevención de conductas adictivas del juego y de juego seguro”, así como que el usuario “no haya incurrido en un comportamiento de riesgo a lo largo de los últimos tres meses” a partir del análisis histórico.

Estos dos requisitos son los que deben prevenir el juego patológico, pero no sería la primera vez que las casas de apuestas no cumplen con estos límites de depósitos y a aquellos consumidores de las casas de apuestas que presentan grandes movimientos en sus cuentas de juegos sin perjuicio de las mismas, pues no encontrarían beneficio al hacer esta acción, le eliminan o no aplican dichas restricciones sin tener que cumplir los requisitos previos necesarios.

A continuación de lo expuesto, y retomando lo primeramente comentado al principio de este artículo, con respecto a las condiciones generales de las casas de apuestas. 

Algunas de estas casas, como es Hillside Spain New Media P.L.C. (Bet365), establecen cláusulas abusivas como en los casos donde un usuario afectado debe una gran cuantía a la casa de apuestas, pudiendo ser generada dicha cantidad por juego patológico. Esta entidad al solicitar la devolución de esta cuantía, ya sea por ejemplo el proceder al cierre de la cuenta de juego, haciendo al consumidor de esa cuenta, responsable de “cualquier reclamación, pérdida, daños, costos y gastos incurridos o sufridos por bet365 (en su conjunto, “Reclamaciones”), y deberá indemnizar y restituir a bet365 dichas Reclamaciones”.

Esta práctica, es claramente como estipula el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias, una práctica de cláusula abusiva. Pudiendo declarar la nulidad de dicha cláusula y por tanto dejando exento de responsabilidad al consumidor perjudicado por la propia casa de apuesta.

Para darle valor a este hecho, es conocido de algunas jurisprudencias, como por ejemplo la sentencia de la Audiencia Provincial de Valencia con fecha el 26/03/2019, Nº de Resolución: 196/2019, la cual fija un precedente de condena a una casa de apuestas, por aplicar cláusulas abusivas a sus usuarios.

Finalmente, destacar que la empresa Hillside Spain New Media P.L.C. (Bet365), ostenta el récord de sentencias firmes en su contra relativas principalmente a la abusividad de sus cláusulas en el contrato, permitiéndole el pleno control de las cuentas de sus usuarios, así como de sus ganancias; pudiendo derivar en el cambio de las cuotas, limitar o anular apuestas e incluso cancelar las cuentas.

Esta casa de apuestas, por desgracia, no es la única en realizar dichas acciones en sus contratos, pudiendo encontrar muchas otras sentencias declarando la abusividad de las cláusulas de dichos contratos en otras como son Pokerstars, Betfair, Juegging, Bwin, Luckia o Circus entre otras.

Como conclusión, tras todo lo expuesto, si crees que has podido ser una víctima de las cláusulas/condiciones abusivas de las casas de apuestas o de su permisión para ejercer un juego patológico sufriendo un gran daño como resultado de este, con gran seguridad podrás conseguir hacer valer tus derechos ante los tribunales de justicia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *